Posteado por: Loco Atardecer | 21 octubre 09

El mono Capuchino

Foto: "Mono mirando al futuro" por: Norberto R. J.

Foto: “Mono mirando al futuro”

Cuando era chico las cosas eran diferentes, (lo mismo diría mi padre), en ese momento los chicos podíamos estar todo el día en la calle sin que eso preocupara a nuestros padres y eso convertía a todo el barrio en un gran patio de juegos, un lugar siempre por descubrir. Y por vivir en Palermo, un lugar típico era el Zoológico, que antes era público.

La cuestión tenía sus puntos importantes para el recorrido, llevar pan duro que recogíamos de la casa de mi abuela para dar de comer a los elefantes, pasar a ver a los pesados e increíblemente potentes hipopótamos, intentar ver el cocodrilo siempre esquivo, los leones que dormían aburridos de no usar las zarpas, la inevitable “limpieza” de monedas de “la fuente de los deseos” dónde la gente tiraba monedas pidiendo deseos y que nosotros recogíamos para cumplir los nuestros, y por último las jaulas de los monos, unos impresionantes que tenían el culo como si se hubiesen sentado sobre el fuego, el mandril que asustaba nomás de ver sus ojos de japonés en guerra y sus colores brillantes que hacían resaltar mas sus enormes colmillos, y mi mono “personal” al cual volvía loco, el mono capuchino.

Este tipo de mono es fácil de identificar por la peli Piratas del Caribe, porque es el mono ese que da miedo, y la verdad es que el mono capuchino no da miedo para nada, es pequeño, delgado y con cara de fraile (de fraile capuchino, supongo), en fin, que en la peli para darle cara de malo le teñían el pelo y la boca, todo lo demás con efectos especiales y que el mono que se joda ¿no?.  Ahora que lo tienen identificado, era un mono bastante nervioso que a la primera mueca le agarraba un ataque nervioso, por lo que, costaba poco que el mono tuviese una rabieta agarrado a sus barrotes como si fuese King Kong, mientras yo, a salvo, hacía el mono (que curioso) detrás de una protección a un metro de la jaula.

Pasaron varias semanas y yo seguía inevitablemente pasando por ahí, y el mono, que ya me reconocía ni bien me veía ya se ponía como loco sin que yo ni siquiera parpadee, me lo ponía muy fácil. Pero, claro, muchas veces no estaba yo solo, había multitud de gente que miraba al mono como si de pronto estuviese loco, yo, para disimular, le tiraba galletitas que recogía por ahí, pero cuidando de que no lleguen hasta su mano que salía de entre los barrotes para estimular un poco más (esto no me deja bien parado), con tanto ruido apareció un guardia de seguridad, que yo no veo venir, y de pronto siento que me agarran por detrás, yo, que me doy vuelta le digo que me suelte, me dice que estoy molestando al mono, y la gente casi se lo come vivo al guardia diciéndole que yo solo le tiraba galletitas (que no se las tirara para que las alcance era otra cosa). Al final le doy un empujón al guardia, se va un paso para atrás y yo corro entre la gente tan rápido que cuando el guardia se dio cuenta de gritarle a su compañero que lo tenía justo la en trayectoria, yo lo paso sin que se de cuenta y me pierdo entre la multitud del domingo.

Pasan un par de semanas y tocó obligado la vuelta por el Zoo, esta vez yo más discreto, no quería nada de problemas, pero la vuelta terminó inevitablemente en la dichosa jaula.

El mono, como siempre, agarrado a los barrotes mirando para afuera, yo no me acerqué para evitar problemas pero me vio y esta vez el mono ni se movió, como si no me reconociera, parecía cansado, o triste, me acerqué y nada. Entonces me agaché y recogí, metiendo la mano dentro de la baranda de protección unas galletitas caídas y se las tiré, (para dárselas, no piensen mal) y aunque se las tiraba con precisión, el mono parecía tonto, y mientras otras veces las agarraba de los visitantes como un crack, hoy hasta le tocaban la palma de la mano y no las agarraba, con una cara de tristeza tremenda, llevaba un rato ahí y me dio pena, era día de semana y el zoo estaba casi vacío, pasé la protección, recogí alguna galletita mas y se la ofrezco llevándola entre el índice y el dedo gordo, y cuando la galletita toca la palma de su mano pega un grito (esta vez como el mono de la peli) y me clava las uñas a la altura de los nudillos del dedo índice y tira fuerte dejándome el dedo ¡como un churro!, de pronto alguien estaba mirando la escena y me dice que no tengo que pasar la protección, el mono empieza a saltar (supongo que de contento) agarrado a los barrotes y gritando. Yo, sabiendo que por ahí tenía la cara conocida, me fui enseguida, caminando despacio dando una vuelta, y me incluí en un grupito que miraba los monos araña mientras dos guardias buscaban al que pasó la protección pasando por detrás de mi mientras yo, sin respirar, miraba a los monos araña, para desaparecer en cuanto pude.

Pase, a partir de ahí, a planear mi venganza contra el mono, fui un par de veces a mirar el lugar desde lejos para que no me viese el mono, y pensar como se la devolvía. Pero de esas visitas pude ver al mono sin que me viera, y pude ver como pedía galletitas, se las tiraban, (eso si, las agarraba hasta con la cola el muy desgraciado), y me di cuenta que la culpa no era del mono, que la culpa era mía. Yo era el que hacía eso con el mono y el mono así me devolvió el favor.

Otro día fui a verlo, el estaba lejos, esta vez se acercó a la reja y se sentó agarrado a ella, yo me quedé mirándolo, y él a mi, no fue mucho tiempo, quizás unos segundos y no me pregunten cómo, nos entendimos, cuando pasó un grupo de visitantes, miré para todos lados y pasé la protección, levanté una galletita y se la di en la mano, el me miró, la agarro y se la comió.

No volví a ver al mono, pero no olvidé que muchas veces somos nosotros los que generamos una reacción negativa y que no siempre el que tenemos enfrente es el culpable, hay que saber entender las situaciones mirando lo que pasa, en perspectiva, y saber perdonar… que “hasta un mono puede hacerlo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: