Posteado por: Loco Atardecer | 13 noviembre 09

Hasta un mono puede hacerlo

Murciélago de Valencia

Foto: “Vampiro de piedra”

Muchas veces, cuando alguien me pide que haga una tarea muy sencilla y veo que esa persona también podría hacerla sin tener que  pedírmelo a mi, uso la expresión “hasta un mono puede hacerlo”, haciendo alusión a que cualquier persona que tenga medianamente rasgos semi-humanos, puede hacerlo (calificando a esa persona como, al menos, casi humano), pero aún usando esa frase que claramente dice que cualquiera puede hacerlo, todavía pasa que no lo hacen. Porque, ¿para que lo voy a hacer si lo puede hacer otro?, y lo que es peor ¿para qué voy a pensar, si lo puede hacer otro?, y yo me pregunto por qué nunca dicen ¿para que voy a tener dinero?, que se lo gaste él.

Porque, si leyeron el anterior artículo “El mono capuchino”,  saben que los primates son a veces mucho mas humanos que muchos primates que se llaman humanos, no por defender a los monos ni agraviar a los otros monos, más bien porque los que “hacemos” no nacimos sabiendo, sino que “hacemos” porque nos pusimos, cometimos errores, usamos horas de nuestro tiempo para aprender perdiéndonos todas las ediciones de “Gran Hermano”.

Además en estas situaciones siempre está el agravante de que, no importa para ellos cuantas veces ayudaste, cuantas veces le salvaste el culo, cuantas veces “hiciste por ellos”, que con solo un día que no lo hagas; porque no tengas ganas, te cansaste o no quieras perder el tiempo en algo que uno sabe perfectamente que “hasta un mono puede hacerlo”, basta para pasar a ser el peor ser humano sobre las faz de la tierra. Es curioso (por decir algo suave).

Al final, todo se resume en ese grito de guerra que sirve para espantar a esos “vampiros inútiles” y es que, “hasta un mono puede hacerlo… si no lo haces es porque es más cómodo que lo haga yo”.

Y no es que no quiera ayudar más a nadie, es que hay que poner un poco de voluntad, porque se puede entender que haya ciertos temas que no dominemos y que necesitemos alguien con un conocimiento específico para consultar o pedir  ayuda y otra muy distinta es “vampirizar”, chupándo el tiempo de otras personas.

Creo que la comodidad es más fuerte que el amor propio y que el amor propio queda reservado a una excusa que usamos para ofendernos cuando lo necesitamos, cuando en realidad, ese amor propio debería decir “voy a hacerlo” y sentir después la satisfacción de haber podido.

Porque, la comodidad es lo opuesto a “La Pro-actividad”

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: