Posteado por: Loco Atardecer | 11 febrero 10

La incertidumbre del destino

Foto: “Conduciendo por la vida”

El destino es esa parte de nuestra vida que se supone ya viene escrita, para unos, como mi madre, le llaman karma, (“que karma que tengo con ustedes… “ decía y sigue diciendo). Eso de estar predestinado como hablan muchas culturas es algo que nosotros también, de una forma u otra pensamos.

El problema es que solo podemos estar seguros de nuestro pasado, porque pasado hay uno solo, pero, futuro… el futuro es incierto, el futuro tiene tantos caminos como queramos y puedo demostrarlo.

Ahora mismo estás leyendo estas líneas, ahora podrías dejar de leer, podrías pararte y saltar, o vamos mas allá, podrías pararte y con un martillo hacer pedazos la pantalla, … es decir, ahora mismo estás haciendo tu futuro, ¿Cómo se puede predecir entonces el futuro?, imposible porque nunca vamos a saber cual era el futuro realmente.

Digamos que sabemos el futuro y lo evitamos, ¿como sabemos que tu futuro no era evitarlo? Más claramente, de pronto por obra divina, ves que si cruzas la calle ahora, vas a tener un accidente, la pregunta es ¿Si cruzas y sucede ese era tu destino?, si no cruzas ¿Era tu destino no cruzar?

Creo que la respuesta es que el destino tiene muchos caminos y que cada decisión en cada momento va trazando esa línea que luego llamaremos pasado. Solo sirve hablar de destino para decirse uno mismo que no hay más remedio y conformarse.

Es cierto que uno no controla el mundo ya que se juntan una gran cantidad de factores que influyen en nuestra vida. Por eso es tan importante tomar esas decisiones, mirar hacia adelante sabiendo que lo que vamos a encontrar es un mar embravecido y en esa tormenta vamos a tener que navegar hasta el final. Es difícil, es arduo, cansa y desanima ese continuo golpear de las olas, esa tormenta que es la vida y que no para. Pero justamente por eso es que hay que saber tomar decisiones y enfrentarse de cara a la tormenta. Tomar el timón de nuestra vida es el primer paso para controlarla.

Vivir, evidentemente es un juego de superación continuo, no siempre superación es ganar más dinero o tener un coche nuevo, superación es poder sobreponerse a los golpes, sin perder en el camino el corazón, sin endurecerse, y poder ser cada vez mejores, a pesar de todo. Nada es tan importante para superarse como el mejorar como persona a pesar de las dificultades que tiene la vida. Solo somos mejores si podemos serlo a pesar de los golpes.

Por eso de la superación y porque el juego de la vida es bonito es que tenemos que enfrentarlo todo con la fuerza espiritual y mental suficiente como para entender que es un juego y no vivir en “la mentira verdadera”.

Si supiéramos absolutamente todo lo que nos va a pasar en la vida, paso a paso, día a día, entonces ¿Qué sentido tendría la vida?, creo que simplemente nos aburriría y nos suicidaríamos. Lo bonito de la vida es “la incertidumbre del destino”, ese momento por la mañana en que nos despertamos sin saber que va a pasar, eso de tener que estar alerta todo el tiempo, recibiendo lo bueno y lo malo con el mismo desconocimiento; esa sorpresa continua que nos hace sentir vivos.

Somos los hacedores de nuestro destino, esos que sabemos navegar en mares tormentosos y podemos disfrutar de un pequeño momento de calma, que nunca perdemos el corazón, y que moriremos cuando nos toque, sabiendo que hasta el último suspiro, seguiremos luchando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: